24 noviembre, 2011

Extraño a la vieja...

La vieja que me enseñó la importancia de tomar una copa de vino por día porque Favaloro dijo que hacía bien, y que bien te quedaba el consejo; la vieja que me enseñó la importancia de armar un arbolito de navidad entre todos y que el silencio es a veces la mejor compañía. Me llenó de litros de Nesquick que hoy ya casi no puedo probar, de regalos que siempre se podían cambiar...me contó con lágrimas en los ojos las historias más lindas de mi abuelo que nunca conocí, pero aún así me llenaba de orgullo escuchar y me obligaba a comer lo negrito de la banana, 'porque eso le encantaba a tu abuelo'.
Nunca me olvido de lo último por lo que reímos juntas abuela, me llamaste para contarme un secreto, con cara de intrigada me preguntaste:
"-¿Tu pelo es tuyo?
-Ay si abu-risas-¿por?
-Porque lo tenes hermoso, pero si no era tuyo no te lo iba a halagar ¿viste como se ponen pelo ahora? extensiones, esas cosas.Vos sos hermosa porque sos mi nieta,claro."

Y te dejé en tu sillón, el 9 de mayo.

Te amo y te extraño con el alma entera.
Brindo hoy por vos y por la felicidad eterna de haber nacido para que seas mi abuela.

3 comentarios:

  1. leerte, llorar y acordarme de mi abuelo. infinidad de recuerdos disparados por este post. un besote

    ResponderEliminar